Favoritos

El Barbour de Garibaldi

       

Las prendas y objetos sencills de siempre nos siguen cautivando; una Vespa, un bolígrafo Bic, una grapadora de los 70 o una chaqueta Garibaldi de 4 bolsillos.

El Barbour de Garibaldi

Cuando mi padre aún se ponía periódicos en el pecho para no pasar frío en la moto, ya había afortunados que lucían unas maravillosas prendas pegajosas; se llamaban Belstaff, y decían que estaban enceradas, y que ese tratamiento de dioses evitaba que el agua penetrara en el tejido. Era increible, lo más, una verdadera pasada.

Por si fuera poco, se pudo ver a Steve McQuenn con una Barbour del mismo tipo, rompiendo los caminos con una Triumph indomable y cargando sin quererlo a esta vestimenta de un glamour que aún mantiene y luce.

Sucede con frecuencia, en el mundo de la moto y en los restaurantes y ferreterías: En la sencilléz está la clave. 

Una prenda esencialmente práctica, básica y tradicional, con un patrón también sencillo y sin pretensiones. Cuantro bolsillos nos permiten guardar un montón de objetos que nadie imaginó nunca en aquellos tiempos, y que ahora nos resultan imprescindibles. Con esta chaqueta, tu iPhone, tus tarjetas, y esa llave tan atómica de tu coche, estarán a salvo. Igual hasta te sobra sitio.

Además en esta última versión, la marca italo-española le ha dotado de una membrana que la convierte en impermeable de verdad, y el encerado es de lo más suave, casi imperceptible, y desde luego no mancha. Protecciones en hombros y codos y un forro de cuadros escoceses desmontable, que le da un look de lo más molón.

En resumen, la prenda de prendas, la chupa de moto más polivalente, el cásico por excelencia; esta chaqueta barbour Garibaldi lo tiene todo, y a buen precio.

Quieres una, y lo sabes :-)

Publicado el 20/12/2014 en Garibaldi

       

RSS 2.0 (Garibaldi) RSS 2.0 (El blog de motos | MOTÓNITY)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios