Favoritos

Prueba de Botas Pioneer por McBauman

       

Un motero adicto, prueba de nuevo un producto para MOTÓNITY. Una visión personal de alguien que hace muchos kilómetros al año.

Prueba de Botas Pioneer por McBauman

La primera vez que vi estas botas tuve que reconocer que son, cuando menos, originales. A simple vista: ese diseño de “trekking”, la altura de la caña, la suela “vibram” y el cierre boa… una bota realmente rompedora con lo que actualmente hay en el mercado.

Teniéndolas en la mano, se aprecia rápidamente una sensación de gran calidad, muy buenos materiales, una bota que cuida muchos pequeños detalles, en definitiva, una bota muy bien terminada.

Una vez puestas (debido a los forros interiores y al tirador trasero, el pie resbala hacia abajo y entra muy fácilmente) cobra protagonismo el sistema de ajuste, el Boa. Yo lo conocía porque lo utilizo en el calzado de ciclismo y he de decir que me encanta. De una manera muy sencilla y micrométrica, conseguimos que el ajuste sea por igual a lo largo de todo el empeine. Sin preocuparnos de apretar más o menos la parte de arriba o la de abajo el sistema se encarga de repartir y equiparar la presión del ajuste. Y para quitarnos la bota es más fácil aún. Se tira de la rosca hacia fuera y de la lengüeta hacia delante y ya estamos liberados. Un 10, sin duda alguna.

Las Pioneer son unas botas muy cómodas pero consistentes. La mediasuela es dura, fuerte, rígida como en las botas de montañismo y no son botas precisamente ligeras, como pudiera parecer en fotografía. Pero son extremadamente cómodas, en parte por los materiales utilizados y ese interior tan amable, en parte por no ser tan altas como la mayoría de las botas de moto.

Aunque es una bota baja, es más alta de la impresión que da ojeando el catálogo, un punto intermedio entre llevar toda la tibia protegida a costa de mayor comodidad o llevarla desprotegida. Es una solución que me ha gustado mucho para la gran mayoría de salidas, según el grado de complicación que se prevea en la ruta.

La suela “vibram” (un tipo de goma utilizado en material de montaña) aporta una gran adherencia (comprobada) además de resistencia y duración (se supone). Un acierto para unas botas de moto que en ocasiones pisan o apoyan en terrenos poco agradecidos.

En marcha, encima de la moto, al principio me costaba un poco pillarle el juego con la palanca de cambio debido a la robustez de la bota y a que la puntera es algo más y alta (y cómoda) que mis botas habituales. Nada que no se solucione con unos cuantos kilómetros de práctica.

Por otro lado, he tenido la suerte de que me lloviera en marcha un par de veces, aproximadamente un par de horas en cada ocasión. La membrana OutDry waterproof ha funcionado perfectamente, no calando ni una gota ni llegando sensación de humedad, lo que a veces sucede con otras membranas similares pero peores.

En contra, he tenido la sensación de que el OutDry transpira un poco menos que otras membranas, aunque también es posible que fuera porque la caminata de casi una hora tampoco suelo darlas con otro tipo de botas, o las doy a otro ritmo más tranquilo.

En definitiva, me parece una bota extraordinaria, que incorpora varias novedades al calzado motorista y que acierta de pleno con cada una de esas innovaciones. Es cómoda, impermeable, polivalente, resistente y además protege, ajusta y sujeta. Dejando en el aire el nivel de transpirabilidad, una bota muy, muy buena.

 

botas revit pioneer

Publicado el 13/3/2017 en Pruebas y Comparativas

       

RSS 2.0 (Pruebas y Comparativas) RSS 2.0 (El blog de motos | MOTÓNITY)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios