Favoritos

SHOEI. El mejor casco del mundo

       

¿Quieres conocer la historia de la fábrica de cascos SHOEI?

SHOEI. El mejor casco del mundo

Al ser de la máxima calidad y aportar los mayores niveles de seguridad existentes en el mercado, el casco SHOEI es el elegido por el actual campeón del mundo de MotoGP, Marc Márquez, para llevar a cabo sus continuas piruetas y hazañas por los circuitos de todo el mundo

Un casco de campeonato

Los principales expertos del momento en el campo del motociclismo coinciden en señalar que los cascos SHOEI son los mejores del mercado, porque presentan una altísima calidad y ofrecen la máxima seguridad posible. Se trata de una firma de gran solvencia y de la total confianza del tricampeón del mundo de MotoGP, Marc Márquez. Como es sabido, el actual campeón en ejercicio de la categoría utiliza durante sus gestas cascos de la compañía japonesa.

Se trata de un fabricante que ofrece productos de gama media y alta, que en 1959 comenzó a abastecer desde Tokio a los pilotos de competición por decisión de su fundador, Eiataro Kamata. Desde el primer momento el empresario nipón se afanó por conseguir el mayor rendimiento posible.

Realizó un trabajo tan eficaz que su prestigio se disparó en cuestión de pocos años. A finales de los años sesenta gozaba de la simpatía del mercado internacional, en el que adquirió el estatus de empresa seria y de gran calidad, especialmente en Japón, Estados Unidos y Europa.

Respecto a SHOEI son muchas las cosas que causan sorpresa. Una de ellas es que, a pesar de ser una firma con la que apenas hay relacionadas 500 personas en todo el mundo, es conocida en los cincos continentes, en los que hay muchas personas capaces de deletrear su nombre.

La verdad es que comprar SHOEI supone toda una garantía para los aficionados a la moto y para sus usuarios habituales, una efectividad máxima que se ha logrado combinando durante el proceso de fabricación tecnología de última generación y un modo de elaboración artesanal; medios técnicos de vanguardia y el cariño y la dedicación que siempre caracterizaron a quienes trabajan a mano.

Una producción tecnológicamente artesanal

SOHEI sigue fabricando los cascos en Japón, con tecnología de vanguardia pero de forma artesanal, a pesar de que estos costes de producción superan ya los de buena parte de los países de la Europa Occidental

Tamaña dedicación por el trabajo tan bien hecho llama la atención de Occidente, donde sorprende que la elaboración de los cascos SHOEI se siga realizando de forma íntegra en Japón, a pesar de que sus costes de producción superan desde hace ya tiempo los de buena parte de los países europeos.

Aquí entran en juego la idiosincrasia del pueblo japonés y la particular manera de ver la vida de sus ciudadanos. Sucede que los trabajadores de esta firma se toman la producción de cada uno de estos cascos como algo personal, como una especie de reto. Así, es un trabajo que se acaba acercando a la perfección, con el que se consigue una mínima existencia de productos fallidos o defectuosos.

Es una forma de trabajar que a nosotros, en Europa y en España, como equipo de marketing de SHOEI, nos produce mucho respeto. Y satisfacción, porque sabemos que vendemos calidad, productos sin parangón posible en el mercado.

El factor SHOEI neotec es otro de los fuertes de la compañía, que ha trabajado duro para conseguir un casco nuevo con pantalla solar.

El resultado final es que con los cascos SHOEI se alcanzan los estándares máximos de calidad, algo que resulta imprescindible en una práctica deportiva como el motociclismo y cuando se conducen motocicletas de gran cilindrada por ciudad, carretera, autovía o autopista.

Un Hobbie placentero y peligroso

Y es que, siendo cierto que la moto es un hobbie para muchas personas, las estadísticas de siniestralidad de la Dirección General de Tráfico se encargan de recordarnos constantemente que, aunque placentera, la moto supone una afición del máximo riesgo.

También sucede en la alta competición, algo que desgraciadamente hemos comprobado este mismo año en Montmeló (Barcelona) con el accidente y fallecimiento del piloto mallorquín Luis Salom, que se suma a la desgracia protagonizada en Malaysia en 2011 por el italiano Marco Simoncelli, con idéntico y trágico resultado final.

Son muchos los motivos que llevan a los clientes a comprar un casco en la tienda SHOEI en España, entre otros su exclusivo diseño y su estabilidad. Con ellos se consigue que el conductor apenas escuche ruido, lo que favorece que no se distraiga y pueda centrar toda su atención en la conducción y el tráfico que lo rodea.

Los materiales utilizados en este proceso de fabricación tienen mucha importancia. Se trabaja únicamente con plásticos reforzados con fibra, que es la combinación que produce un mejor resultado a la hora de elaborar una calota. Y las de SHOEI son hoy, sin duda, las más ligeras y resistentes. Son, además, calotas de autor, porque cada una de ellas está firmada por el operario que la manufactura.

Son cascos sin ningún tipo de asperezas, gracias a que los cortes se realizan mediante rayo láser. Y, a su vez, son sometidos a control de calidad antes de salir de la fábrica para comprobar que tienen el grosor y el peso correctos. Y aunque SHOEI dispone de la tecnología más avanzada del sector, el lacado sigue siendo artesanal.

Desde hace años, la innovación en los cascos que comercializa la firma japonesa va asociada al vocablo Spirit, siendo el más desarrollado de la gama el Spirit III, en el cual convergen tres conceptos: calidad, seguridad y deportividad.

La seguridad es una de las máximas preocupaciones del fabricante nipón, razón por la que ha dedicado grandes esfuerzos a la consecución del ajuste perfecto. En este sentido, ofrece cuatro tamaños de calota y un total de seis tallas que oscilan entre la XS y la XXL.

Y si el comprador exige un ajuste máximo, puede disponer de 4 tallas de acolchado lateral y de otras tres tallas más de acolchado central.

La fabricación de la calota de SHOEI es el secreto mejor guardado, porque no responde a la habitual mezcla de kevlar, carbono y vídrio, sino que se trata de un compuesto de resinas cuya fórmula y proporciones se desconocen por completo. Lo que sí conoce todo el mundo es el resultado final que genera: un casco resistente y ligero.

Para que no se registren fallos de ningún tipo, la zona encargada de amortiguar y absorber la mayor parte del golpe se divide, durante la fabricación, en dos zonas de distinta densidad. Así se logra que, con la caída, no se originen daños irreparables en el conductor.

El casco dispone de todo tipo de accesorios de seguridad, como cubrebarbilla y cubrenariz, además de almohadillas para proteger los oídos. Y, para que no falte de nada, lleva incorporado un dispositivo destinado a evitar que el visor se pueda empañar durante la carrera, mediante un sistema de láminas que permite limpiar la pantalla. Prácticamente, la perfección en el mundo de los cascos.

Algunas ventajas adicionales

Los cascos de última generación, como el Spirit III, incorporan un complejo sistema de refrigeración con entradas y salidas de aire para que el piloto no sude, vaya sin exceso de calor en verano y no se empañen los cristales del casco.

Y es que no falta ningún tipo de detalle, también existe un mecanismo llamado EQRS que hace posible sacar el casco con facilidad cuando se produce un accidente de gravedad.

Por tener tiene hasta un sistema de ventilación, algo que resulta especialmente de agradecer en verano, cuando el calor aprieta. La corriente de aire se consigue con dos orificios de entrada en la parte superior del casco y una tercera entrada en la parte de la mentonera, para refrigerar las mejillas del conductor y eliminar con eficacia su sudor.

El complemento final que hace que el aire circule libremente se encuentra en la zona de atrás, donde se han habilitado seis salidas, dos en los laterales, dos en el centro y otras dos debajo del spoiler.

Un complejo sistema que funciona a la perfección porque todos sus dispositivos se pueden abrir y cerrar fácilmente, incluso cuando el casco está colocado en la cabeza, gracias a las bondades que aporta el ergonómico diseño de sus botones.

Los spolier de la parte trasera están concebidos para proporcionar al casco estabilidad cuando la moto rueda a altas velocidades. En este apartado, el Spirit III consigue una mejoría considerable de su rendimiento con respecto al Spirit II.

Como venimos diciendo, este fabricante japonés apuesta por encima de todo por la calidad y la seguridad, no obstante su catálogo también incluye distintos artículos y algunos productos SHOEI barato. Nuestra gama de clientes es de lo más variada, aunque tienen mucho peso los usuarios de motos BMW.

Además de en nuestras tiendas físicas, como distribuidores que somos, ofrecemos desde nuestra web la posibilidad de acceder a los recambios y accesorios que los clientes puedan necesitar.

Seguridad y garantía

El concepto de seguridad lo podemos dividir en un doble apartado: seguridad pasiva y seguridad activa. La pasiva es la que tiene que ver con la protección de la cabeza en el momento del impacto, que en estos momentos en SHOEI es muy elevada, el fruto de muchos años de investigación e innovación.

Por su parte, la seguridad activa se refiere a una mejora en la comodidad del piloto durante la conducción: los sistemas de ventilación y acolchado a los que nos hemos referido anteriormente, junto con el ajuste, destacan en este sentido.

En cuanto a la garantía del casco SHOEI, conviene poner de manifiesto que está establecida en cinco años desde la fecha de compra o siete desde el día de fabricación. Se garantiza la calidad y el perfecto estado de los materiales utilizados. Y cubre los intereses del comprador original del casco SHOEI, la garantía no es transferible.

Cuestiones sobre la garantía

Si hay motivo para la reclamación, SHOEI devolverá el casco o el dinero en la misma tienda en la que se compró. Conviene recordar que la garantía no cubre supuestos como el mal uso o los desperfectos como consecuencia de un accidente.

La garantía no cubre aquellos casos en los que se haya producido un accidente, ni tampoco los desperfectos originados por un uso inadecuado, abusos intencionados, manipulaciones, negligencias o modificaciones. Tan solo responderá ante los defectos de fabricación que hayan podido producirse.

Para hacer valer los derechos de sustitución que reconoce la ley ante una garantía, lo que debe hacer el consumidor es llevar el ticket o cualquier otro comprobante de venta al establecimiento. También es bueno adjuntar un pequeño escrito contando qué es lo que ha pasado y fundamentando la reclamación.

Y resulta muy importante poner el nombre, el DNI de la persona afectada y una referencia al modelo, la talla y la fecha de fabricación. Si SHOEI determina que se dan las condiciones necesarias para que el usuario haga valer la garantía, se procederá a la entrega de un casco nuevo o a la devolución de lo que costó en el momento de su adquisición. Ambas operaciones deben formalizarse en la misma tienda en la que se adquirió el producto defectuoso.

En cualquier caso, lo que siempre resulta procedente es mantener el casco en buen estado de conservación, algo que con las nuevas tecnologías se explica con todo lujo de detalles en tutoriales de youtube que resultan de lo más instructivos.

Márquez otra vez

El actual campeón del mundo de MotoGP, Marc Márquez, ha ampliado dos años más su contrato con SHOEI, prolongando de este modo hasta 2018 una relación de colaboración que se inició en 2010. El piloto de Cervera ha declarado sentirse muy satisfecho por representar a esta gran marca con la que ha estrechado vínculos afectivos en los últimos tiempos a raíz de haber participado en el diseño del Spirit III.

Se trata de la unión perfecta: la de un piloto cinco veces campeón del mundo, las tres últimas en la categoría reina, y el fabricante de cascos de motos con mayor solvencia en el circuito internacional. Un prestigio ganado a pulso por los responsables de la firma japonesa que, año tras año, siguen apostando por la innovación, la calidad y la seguridad.

Publicado el 31/12/2016 en SHOEI

       

RSS 2.0 (SHOEI) RSS 2.0 (El blog de motos | MOTÓNITY)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios